Como seguidor de la pagina accederás a mucha más información, síguenos aquí o en facebook, o dale al botón +1 de google

Miguel Abuelo y Los Abuelos de la Nada

Miguel Abuelo fue el creador de Los Abuelos de la Nada, Miguel Ángel Peralta, como realmente se llamaba, nació un jueves 21 de marzo del año 1946 en el Hospital Tornú de la pequeña localidad de Munro en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Llevó el apellido de su madre, Virginia peralta, pues nunca conoció la identidad de su padre, tuvo una infancia muy dura, no llegó a terminar sus estudios y esto no fue un problema para él porque siempre fue un intelectual.
Después de muchos años de haber sido un músico pegado al folclor conoce en 1966 a su amigos Pipo Lernoud, Mauricio Birabent (mejor conocido como Moris) y al "Pajarito" Zaguri en un lugar donde ensayaban Los Beatniks, uno de los primeros grupos de rock de Argentina donde tocaba Moris y Zaguri, a la par, Miguel Abuelo frecuentaba un bar llamado La Cueva de la calle Pueyrredón, donde de algún modo se dio inicio y se sentaron las bases del rock argentino, pues cada noche las conversaciones a cerca de música y poesía se hacían costumbre, allí se hizo muy amigo de leyendas como Litto Nebbia del grupo Los Gatos, Javier Martínez del grupo Manal, el mismo Moris y el "Pajarito" Zaguri, Pipo Lernoud, el famoso Tanguito y muchos otros.
En el año 1967 Miguel Abuelo crea Los Abuelos de la Nada de una extraña manera que es mejor conocerla de sus propias palabras, de un relato que hizo y que figura en el libro de Victos Pintos, "Tanguito, la verdadera historia":
..."Los Abuelos de la Nada nacieron en un día que acompañé a Pipo Lernoud a arreglar los papeles de sus obras Ayer nomás y no me acuerdo cuales otras más a la compañía Fermata, que pertenece a Ben Molar, el señor Brenner. Recuerdo que el señor Brenner tenía una oficina con alfombras gruesas donde yo ponía mi pie y mi pie se hundía graciosamente. Con aire acondicionado (¡en esa época!) y escritorio fastuoso. Yo entré, vi todo verde, un clima raro, me sentía extraño, y me quedé en un rinconcito a mirar cómo circulaban los papeles y las firmas y las promesas. Ellos se habían olvidado de mí por un rato, pero de pronto me descubrieron, y me miraron. Y el señor Brenner, este señor Ben Molar, me preguntó: "¿Y vos que hacés, tenés un grupo?". Me dio la respuesta, te darás cuenta. Bueno, yo siempre fui un propulsor de la verdad, pero la mentira la tengo en la punta de la boca para lo que haga falta, es una herramienta. Entonces le dije "Sí, tengo un grupo". El tipo se alarmó porque fui demasiado rápido. Me dijo: "¿Y cómo se llama?". Mi computadora, que caminaba muy rápido, sondeó el fondo de mi alma y encontró una frase del gran Leopoldo Marechal. [...] Esa frase del libro El banquete de Severo Arcángelo decía: [...] "Padre de los piojos, abuelos de la nada". Una frase que me pegó mucho. Pintó esa frase, y así como me vino la puse en la palma de mi lengua. Y se la puse ante las orejas de Ben Molar, que inmediatamente hizo crack, algo se contorsionó en él como si agarrás una tortuga con un anzuelo y la levantás. Se contorsionó inmediatamente y me dijo: "Tienen hora de grabación dentro de tres meses en CBS Columbia. Averigüen el horario, su productor va a ser Jacko Zeller". Yo no tenía lapicera, no me moví del lugar. Pipo anotó rápidamente como buen amigo y buen aliado que era. Terminó la reunión, le di la mano y nos mandamos a mudar. Ahí le dije a Pipo: "¿Te das cuenta en la que nos metimos?". Y él me contestó: "No te preocupes. Vamos ya mismo a la plaza y encontramos a todos los músicos"..." (Fuente: Wikipedia.org)
Esta manera tan extraña de crear un banda en la que no habían integrantes y ya había conseguido un contrato para grabar hizo que Miguel Abuelo y Pipo Lernoud se dirigieran a la Plaza Francia, donde convocaron al baterista Pomo Lorenzo, al guitarrista  Micky Lara y al bajista Alberto Lara (hermano de Micky). Pero necesitaban un guitarrista más por lo que de manera provisional se unió a ellos el que luego fue guitarrista del grupo Manal, Claudio Gabis, y además convocaron a un tecladista llamado Eduardo Mayoneso Alvaredo. En dos meses lograron grabar su primer sencillo "Diana Divaga / Tema en flu sobre el planeta" un disco que se hace clásico y que marca la salida del guitarrista Claudio Gabis (Quien había grabado sólo el tema "Diana divaga"), ingresando a Los Abuelos de la Nada otro gran guitarrista, Norberto Aníbal Napolitano mejor conocido como Pappo(Quien grabó "Tema en flu sobre el planeta"). Luego graba dos discos sencillos más "Oye niño / Nunca te miró una vaca de frente?" en  1969 y "Mariposas de Madera / Hoy Seremos Campesinos" en 1970, más una canción que se dejó escuchar llamada "Levemente o triste". Todo esto para el sello Mandioca, una disquera pequeña creada por jóvenes argentinos para sacar adelante el rock de su país en esos años y en la cual grabaron muchos de los artistas famosos de esa época.
Pero el ambiente de la escena rockera argentina de esos años se había convertido en algo oscuro, lleno de drogas y excesos, las conversaciones de música y poesía se habían transformado en noches de anfetamina, y la policía solía llegar siempre a poner "orden". Y a pesar de haber formado otra banda con Pomo Lorenzo, Carlos Cutaia y el gran Luis Alberto Spinetta llamada El Huevo, decide salir de Argentina en 1971, pues no sentía que las cosas estabn bien y más aún cuando se enteró que la madre de su amigo Pipo Lernoud sé lfue a Barcelona con él.
Europa.
Miguel Abuelo viaja a España y en Ibiza conoce a Crisha Bogdan, que era la cuñada de Tanguito, con quien tiene una relación amorosa y viaja por España, Francia, Suiza e Inglaterra, es justamente en este último país donde nace su hijo Gato, en Londres, y en esos momentos Abuelo vuelve a interesarse en la música, viaja a Francia y empieza a trabajar en la realización del disco Miguel Abuelo Et Nada en 1975. El disco se publicó como "Miguel Abuelo Et Nada" y aunque se le adjudica el disco como solista, en realidad era de la banda llamada Nada, un álbum de corte folk y sinfónico, muy aclamado por la crítica pero muy poco conocido por el público general.
Años después viaja por toda Europa, hasta que se contacta con Cacharro López con quien deciden volver a Argentina y darle vida a una nueva banda la cual se llamaría Los Abuelos de la Nada. Y en marzo del año 1981 Miguel Abuelo regresó a su país natal, Argentina, donde volvió a empezar haciendo shows modestos en bares y clubes al lado de Cachorro López y Daniel Melingo que había tocado con el brasileño Milton Nascimiento. Sin embargo la idea de la nueva banda necesitaba de más músicos por lo que tres integrantes más fueron incluidos, el talentoso tecladista Andrés Calamaro, el guitarrista Gustavo Bazterrica y el baterista Polo Corbella. Grabaron algunos demos, pero fue en el año 1982 cuando publicaron su primer long play bajo la producción de Charly García, este primer disco se llamaba "Los Abuelos de la Nada", que alcanzó bastante difusión y dejó tres temas que rápidamente se convirtieron en éxitos, "Sin Gamulán", "Tristeza de la ciudad" y "No te enamores nunca de aquel marinero Bengalí".eron en los hits del álbum. 
Luego de las respectivas presentaciones en festivales y conciertos con artistas consagrados, en 1983, Daniel Melingo deja a Los Abuelos de la Nada y su reemplazante sería Alfredo Desiatta. Así graban su segundo disco llamado Vasos y Besos, donde destacarían nuevamente temas que se convertirían en hits como "No se desesperen", "Mil horas" y Chalamán".
En el año 1984, a raíz del éxito del grupo, deciden viajar a España para grabar su tercer disco, es en estas circunstancias cuando Miguel Abuelo y Andrés Calamaro comienzan a tener diferencias pero igual terminan de grabar y publican Himno de mi Corazón, un disco que presentó temas que se hicieron clásicos del rock en español como "Lunes por la madrugada" e "Himno de mi corazón".
Terminada la labor, el baterista Gustavo Bazterrica decide salir de la banda y es reemplazado por Gringhi Herrera. Después Los Abuelos de la Nada publican un disco en vivo que se grabó en el Teatro Opera y tras  algunos problemas deciden separarse por un tiempo corto, pero Miguel Abuelo quería continuar y como Andrés Calamaro ya no tenía interés en seguir en el grupo, éste continuó si él y siguieron tocando en un buen número de festivales y conciertos.
Uno de los momentos más icónicos del rock argentino fue cuando Miguel Abuelo fue herido, según cuentan por una moneda, aunque otros dicen que fue una botella, en una presentación en el festival de la radio Fm Rock and Pop en octubre de 1985 en el estadio de Vélez Sarfield, a pesar del impacto del proyectil en su mejilla y de sangrar de manera considerable, Miguel Abuelo continuó su show hasta el final.
En el año 1986 luego de algunos problemas con miembros de la banda, se unen a Los Abuelos de la Nada el guitarrista Kubero Díaz, el bajista Chocolate Fogo y el tecladista Juan Del Barrio, con estos nuevos músicos grabaría el disco Cosas mías, el último disco de la banda. Al año siguiente entran dos nuevos músicos, el baterista Pato Loza y el saxfonista y guitarrista Willy Crook, con quienes salen de gira por Uruguay, Perú y Paraguay.
A fines de 1987 Los Abuelos de la Nada ya no se presentaban mucho y comenzaban los rumores de la disolución de la banda, pero lo peor estaba por venir, el 24 de febrero del año 1988 Miguel Abuelo no pudo presentarse en un evento porque tenía fiebre muy alta, es entonces cuando todos se enteraron que tenía la enfermedad conocida como sida, en ese momento Abuelo se retiraría de la actividad musical pues sabía que no le quedaba mucho tiempo de vida. Y así fue, nada pudo hacer para evitar la llegada del fin y un sábado 26 de marzo de 1988, Miguel Abuelo dejó de existir en la Clínica Independencia de Munro en Buenos Aires, Argentina.
Una de las cosas sorprendentes es que hoy en día Los Abuelos de la Nada continúan vendiendo discos, más aún que en los 80, y son considerados una de las bandas más importantes del rock en español de los 80, y Miguel Abuelo, con su muerte, pasó a convertirse en una leyenda.