Como seguidor de la pagina accederás a mucha más información, síguenos aquí o en facebook, o dale al botón +1 de google

Discos Imprescindibles de los 80: Ocean Rain - Echo and the Bunnymen

Ocean Rain de la banda Echo & the Bunnymen es uno de los discos imprescindibles de los 80, la banda de rock de Liverpool comenzó su labor como trío, con el vocalista Ian McCulloch, el guitarrista Will Sergeant y el bajista Les Pattinson, utilizaban una caja de ritmos, pero en 1980 se les unió el baterista Pete de Freitas con quien completaron una formación que hasta nuestros días es considerada una de las mejores bandas de rock de los 80. Ocean Rain es el cuarto álbum de estudio de la banda, que siempre anduvo entre el post-punk, la neo-psicodelia, el rock alternativo de los 80 y la new wave, este disco fue publicado en el año 1984 y logró su mayor éxito comercial en Gran Bretaña. Este disco utilizó una orquesta de 35 músicos para algunas canciones, además durante la grabación Pete De Freitas utilizó xilófonos y carillones además de la batería.
Portada del disco Ocean Rain 
Tras el éxito comercial de su anterior disco Porcupine de 1983, un disco de menor calidad que Ocean Rain, la banda decide hacer un álbum más atrevido, como resultado logran hacer Ocean Rain que está cargado de mucha psicodelia, un trabajo que bien podría ser considerado el mejor de toda la carrera musical de Echo and the Bunnymen,
La grabación original contiene 9 temas, el primero es "Silver" (Plata), una canción en la que se deja escuchar un buen arreglo de cuerdas, mucha poesía, y un gran trabajo de Pete de Freitas, una melodía que le da al disco un sonido elegante y distinto al de sus anteriores trabajos. La segunda canción es "Nocturnal me", cargada de psicodelia, y con un buen trabajo de orquestación y percusión.
Luego llega "Crystal days" (Días de cristal) con un sonido más retro, pero también un tanto más rockero, un tema que recuerda el sonido de sus primeros discos. "The yo yo man" (El hombre yo yo) es la cuarta pista, una canción que hace a la banda nuevamente sonar muy psicodélica, con piano de fondo y creando por momentos un ambiente oscuro.
"Thorn of crowns" (Espina de coronas) muestra a la banda más agresiva y oscura a la vez aunque manteniendo el sonido psicodélico del disco, la voz de Ian McCulloch sobresale junto con la percusión de Pete De Freitas.
"The killing moon" (La luna asesina) trae un gran trabajo de toda la banda, en definitiva la mejor canción del disco y quizás la mejor canción de Echo and the Bunnymen, además fue un de los tres éxitos comerciales del disco junto con "Silver" y "Seven seas" (Siete mares), justamente esta última es la canción que sigue en la lista del disco, cargada de surrealismo en sus letras, un bello arreglo de cuerdas y un gran trabajo que bien puede merecer el título de mejor tema del disco si no estaría "The killing moon".
La octava pista trae "My kingdom" (Mi reino), una canción donde nuevamente el trabajo de Pete De freitas sobresale y también el aporte de la orquesta que grabó con la banda, creando un sonido entre oscuro y elegante, siempre cargado de psicodelia y poesía.
Al final está la canción que da el título al disco, "Ocean rain" (Lluvia de mar), otra gran canción, mucho más calmada, más romántica, llena de poesía, un tema que lleva el sello de su ciudad natal, Liverpool.