Como seguidor de la pagina accederás a mucha más información, síguenos aquí o en facebook, o dale al botón +1 de google

Discos Imprescindibles de los 80: Our Favourite Shop - The Style Council

Otro disco imprescindible de los 80 es Our Favourite Shop del año 1985 del grupo inglés The Style Council, banda formada en Woking, Inglaterra, en 1983 por el ex cantante y guitarrista del grupo The Jam, Paul Weller; y el teclista Mick Talbot, ex miembro del grupo Dexys Midnight Runners, el baterista Steve White y la entonces pareja de Paul Weller, la cantante Dee C. Lee. También hubo la colaboración de otros artistas que en gran número contribuyeron al sonido de la banda, como Tracie Young y Tracey Thorn de Everything But The Girl.

Our favorite Shop podría definirse como un disco de sophisti-pop, muy bien trabajado en sus letras y música, con mucha carga de soul, rap, jazz y rock. Un disco que sale de una banda que cambia de rumbo musical y elabora un trabajo de gran factura, con temas diversos, algunos muy pegados a lo clásico, otros con matices de rap, otros con mucho soul y jazz, pero todos con la marca de la banda y en especial de Paul Weller. Las letras de las canciones hablan de racismo, consumismo excesivo, política, temas sociales en general, van en una dirección contraria al de la mayoría de artistas.
Este disco comienza con un gran tema llamado "Homebreakers" (Destruyehogares) que muestra mucho soul y un gran trabajo vocal, y con pinceladas de rock en la guitarra. Luego tenemos un tema que sale totalmente de contexto, con un ritmo que asemeja al bossa nova, "All gone away" (Todo se fue).
La tercera pista del disco es "Come to Milton Keynes", un tema que recorre el rhythm and blues, el jazz, y claro el pop, donde la instrumentación, entre vientos y cuerdas, toma un papel importante.
"Internationalists" (Internacionalistas) es la cuarta pista del disco donde The Style Council suena más agresivo pero conservando ese sonido refinado, definitivamente uno de los mejores temas del álbum.
"A stones throw away" (A tiro de piedra) es otro tema que sale del formato del disco, cuerdas y voz solamente, y mucho drama. Luego un tema que sorprende por ser un rap, algo poco común en esos años, y por ser una canción corta, "The stand up comic's instructions" (Las instrucciones del comediante), esta canción en un principio sólo apareció en la versión inglesa del disco.
"Boy who cried wolf" (Una frase utilizada para aludir al cuento del pastor mentiroso) y "A man of great promise" (Un hombre que promete) son dos temas pop, el último es uno de sus mejores temas de esta línea, tanto en música como en letra, dedicado a un amigo fallecido de Paul Weller de la época de The Jam.
"Down in the Seine" (Allá en el Sena) es un tema de corte folk, con matices de blues y jazz, otro de los temas importantes del disco.
La pista 10 trae un tema increíble, soul, R&B, pop y la voz femenina, "The Lodgers (or she was only a shopkeeper's daughter)" (Los inquilinos, o ella sólo era la hija de un comerciante).
Y luego un cambio de ritmo, "Luck" (Suerte) un tema más ágil, pop bien elaborado, que nuevamente sorprende al escuchar la siguiente canción, pues llega "With everything to lose" (Con todas las de perder) otra de las joyas del disco, con un ritmo similar a "All gone away", pero con más instrumentación y fuerza, jazz y bossa nova, la única canción donde participa en su creación el baterista Steve White.   
Otro tema que en principio sólo aparece en la edición original para Gran Bretaña del disco es "Our favourite shop" (Nuestra tienda favorita), una canción que tiene un ritmo muy latino, con mucha percusión y con mucha influencia de la música afrolatina, que luego fuera publicada en otra versión más cercana al jazz.
"Walls come tumbling down" (Las paredes se derrumban) fue uno de los dos temas que llegaron a ser éxitos comerciales del disco, es una canción pop que revive el sonido de los 60, y finalmente, cerrando uno de los mejores álbumes de los 80, llega el hit "Shout to the top" (Grita al máximo), un tema que alude a los problemas políticos, económicos y socialeses de Inglaterra en aquellos años, y que llegara al top 10 en Gran Bretaña; esta canción ya había sido publicada en 1984 y también aparecía en el soundtrack de la película Vision Quest.