Como seguidor de la pagina accederás a mucha más información, síguenos aquí o en facebook, o dale al botón +1 de google

Discos Imprescindibles de los 80: The Head on the Door - The Cure


Siempre un disco de The Cure tiene que ser escuchado, lejos de los gustos y estilos, la banda inglesa The Cure es un referente y cada disco que sacó ha tenido mucho que dar. En este caso, The Head on the Door es uno de sus discos que muestra a una banda más madura, es el sexto álbum de estudio y se publicó en 1985, en esta etapa Robert Smith, líder del grupo, cambió de integrantes de modo que volvió a la banda su bajista de años, Simon Gallup, además de incorporar al baterista Boris Williams y al guitarrista Porl Thompson. El disco The Head on the Door contiene elementos del rock gótico, toda la influencia de la new wave y la música post punk, y las canciones mantienen la escencia de Robert Smith, es un álbum muy bien recibido por la crítica respecto de los primeros, y ciertamente la calidad de la música de The Cure fue creciendo con los años, y eso queda demostrado con el siguiente disco Kiss Me Kiss Me Kiss Me de 1987.

Este disco tiene mucho del Robert Smith de los 70 pero también tiene muchas nuevas ideas que las combina de manera que, además, tengan un buen efecto en el público, esto se nota en algunas canciones con melodías muy pegadizas como "In between days"(Entre cada día)  y "Close to me" (Cerca a mí), la primera muy alegre y directa, y la segunda, oscura pero con una instrumentación que la hace, a medida que avanza, muy dulce y emotiva, pero ambas con mucha clase y estilo, dos temas pop perfectos, dos canciones que le dan a The Cure una nueva imagen. "A night like this"(Una noche como esta) es una canción oscura donde el sonido de la guitarra la hace estremecedora, la voz lastimera de Roberth Smith es un sello en cada canción y más en esta, donde sólo el saxo le quita algo de notoriedad. Esta misma oscuridad pero con más agilidad se encuantra en el tema "The baby screams"(Los gritos del bebé)
El tema "Screw" (Arrugar) se muestra un poco más agresivo y con un ritmo algo funk. "The blood"(La sangre) es un tema que incorpora algunos sonidos orientales que lo hacen interesante y además la guitarra acústica presente en toda la canción le da a la canción un estilo distinto y arriesgado. "Kyoto song"(Canción de Kyoto) es un tema oscuro que recuerda mucho a su gran amiga Siouxsie Sioux, mención a parte merecen las canciones "Six differents ways" (Séis maneras diferentes) una pieza musical bella, cautivante y muy bien ensamblada, y "Push" (Aléjalo) que muestran la madurez de la banda. 
Y para cerra el disco The Head on the Door una gran canción, con una línea de bajo muy buena y con el ambiente oscuro que caracteriza a The Cure, nos referimos a "Sinking"(Hundiéndome) una canción muy conmovedora.
The Head on the Door es un disco imprescindible si quieres comprender los 80, si quieres conocer más de lo que era el rock en esta década, o si buscas escuchar algo distinto. Y más si viene de una de las bandas más influyentes de toda la historia del rock.